¿Necesitas información? Solicita un cita

    Your Name (required)

    E-mail (required)

    Phone (optional)

    Comments

    Nuevos Pacientes

    Primera Visita

    Paso a Paso

    Turismo Médico

    Pacientes fuera de Cancún

    Instalaciones

    Nuestra Clínica

    Opción de Financiación

    Mitos y Realidades de la Fertilidad

    Contáctanos, sera un gusto poder atenderte.

    Tratamientos de Fertilidad In Vitro en Cancún, México

    Un equipo experto en procedimientos de fecundación

    MITO: “La infertilidad es un problema exclusivamente femenino”.
    REALIDAD: Según estadísticas recientes la infertilidad es responsabilidad femenina en el 40% de los casos, masculina en otro 40% y de ambos en un 20 %.

    MITO: “La infertilidad es cuestión de estrés un método de relajación lo solucionara”.
    REALIDAD: La infertilidad es una enfermedad del sistema reproductivo de alguno de los integrantes de una pareja y en algunos casos, de los dos. El estrés si afecta la ovulación debido a cambios en los niveles hormonales, pero la relajación no solucionara por si sola el problema.

    MITO: “Una mujer que ha estado ingiriendo anticonceptivos, al suspenderlos estará más propensa a embarazarse”.
    REALIDAD: Los anticonceptivos evitan la ovulación y modifican la mucosidad localizada en el canal del cuello del útero, de esta manera los espermatozoides no podrán alcanzar la cavidad uterina. Entonces no hay ninguna razón para pensar que pudiera propiciarse la concepción.

    MITO: “Tener relaciones íntimas diariamente aumentara las probabilidades de un embarazo”.
    REALIDAD: No son aconsejables las relaciones sexuales diarias si se pretende un embarazo. Para que haya suficiente concentración seminal, la OMS (Organización Mundial de la Salud) las recomienda de 2 a 3 veces semanales durante la búsqueda de la concepción.

    MITO: “Tener relaciones sexuales con la cadera elevada aumenta la probabilidad de lograr el embarazo”.
    REALIDAD: Se ha comprobado que las posiciones sexuales no tienen ningún efecto sobre la fertilidad.

    MITO: “Tomar jarabe para la tos mejora la calidad de la mucosidad cervical y la hace más receptiva para los espermatozoides”.
    REALIDAD: Antiguamente este método fue recomendado por médicos a sus pacientes, en la actualidad, está comprobado que un jarabe no aumenta la probabilidad de embarazo.

    MITO: “No son comunes los casos de infertilidad, es más común, escuchar que la mayoría de mujeres se embarazan con facilidad”.
    REALIDAD: El embarazo es un proceso complicado en el que interviene la perfecta coordinación de muchos factores, en México, una de cada seis parejas tiene problemas de infertilidad, esta cifra corresponde al quince por ciento de la población que ha alcanzado la edad reproductiva.

    MITO: “Las personas que ya han tenido hijos son fértiles”.
    REALIDAD: Con frecuencia, las parejas que ya tienen un hijo están en la creencia de que son fértiles, sin embargo, si ya ha pasado un año en el que no han recurrido a métodos anticonceptivos y no han logrado concebir, sufren de “infertilidad secundaria” y requieren de diagnóstico especializado para determinar las causas y en su caso recibir el tratamiento adecuado.

    MITO: “Tengo 40 años, aún soy joven no tendré problemas para ser madre”.
    REALIDAD: La edad reproductiva en una mujer de 40 años se considera avanzada, la mujer al nacer posee alrededor de 1 millón de óvulos en sus ovarios y no producirá óvulos nuevos, su reserva ira disminuyendo con el paso de los años además de existir un alto riesgo de abortos espontáneos y alteraciones genéticas fetales.

    MITO: “La adopción es la única solución a la infertilidad”.
    REALIDAD: La necesidad de tener hijos biológicos puede ser muy fuerte, en cuyo caso es recomendable explorar el tratamiento médico antes de considerar la adopción, que aunque es un recurso viable, podría ser contraproducente si no se está completamente seguro de que eso, es lo que se desea hacer.

    MITO: “Los tratamientos de fertilidad son demasiado complicados”.
    REALIDAD: Dependiendo de cada persona en particular, un gran número de casos de infertilidad se resuelven con el uso de medicamentos para inducir la ovulación, que es un procedimiento de baja complejidad, por lo que es recomendable someterse a una evaluación con el objeto de despejar dudas al respecto, ya que los tratamientos de alta complejidad son una esperanza para aquellas personas cuya condición de infertilidad es también compleja.

    MITO: “En mi familia muchas mujeres fueron embarazadas “añosas” (de 40 años o más), yo no tendré ningún problema”.
    REALIDAD: El historial de fertilidad familiar (positivo o negativo) es escuchado durante el tratamiento, pero no es determinante del potencial de fertilidad.

    MITO: “Dejare de fumar hasta que me embarace”.
    REALIDAD: Se sabe que hasta el 13% de los diagnósticos de infertilidad femenina se deben al cigarrillo, aun cuando se fume “poco”.

    MITO: “Estoy en buena forma física y mi estado de salud es óptima en general, mi edad no afectara mi fertilidad”.
    REALIDAD: La edad de los ovarios femeninos y el semen masculino no es reversible, la edad es un factor especialmente negativo para la fertilidad.

    MITO: “Soy hombre, no necesito vitaminas para ser fértil”
    REALIDAD: El ácido fólico es un suplemento importante en la fertilidad masculina, que evita, anormalidades cromosomáticas en su esperma, máxime cuando su alimentación es baja en dicho elemento, la vitamina E también es de gran ayuda en hombres con baja producción de esperma.

    MITO: “Las enfermedades de transmisión sexual no afectan la fertilidad”
    REALIDAD: Las enfermedades de transmisión sexual, pueden afectar la capacidad de tener hijos, tanto en hombres como en mujeres, debido a las diversas secuelas que estas dejan.

    MITO: “Beber café no afecta la fertilidad”
    REALIDAD: La cafeína puede disminuir la fertilidad, es recomendable limitar la ingesta, o beber bebidas descafeinadas, la cafeína se encuentra presente en el chocolate en el té y en los refrescos.