¿Necesitas información? Solicita un cita

Your Name (required)

E-mail (required)

Phone (optional)

Comments

Nuevos Pacientes

Primera Visita

Paso a Paso

Turismo Médico

Pacientes fuera de Cancún

Instalaciones

Nuestra Clínica

Opción de Financiación

Coito Programado

Rumbo a la realización de un sueño, ser padres.

Tratamientos de baja complejidad

Procedimientos para lograr el embarazo.

En este procedimiento no invasivo, de baja complejidad se busca identificar la fecha de ovulación que es el momento en el que el ovario expulsa un ovulo y es factible que haya un encuentro con los espermatozoides y se produzca un embarazo, por lo tanto es la ocasión ideal para que la pareja se una en el más íntimo de los abrazos (relaciones sexuales). Coito Programado, es el procedimiento recomendado a parejas jóvenes que desean un embarazo y llevan poco tiempo buscándolo y que en su valoración iniciar no se han encontrado alteraciones que dificulten la procreación. Existen dos maneras de llevar a cabo este proceso:

Sin estimulación ovárica:

Se hace un seguimiento, por ultrasonido vaginal del crecimiento natural fisiológico propio del folículo durante el ciclo ovárico y se programan las fechas en que la pareja deberá tener relaciones sexuales para asegurar la cantidad suficiente de espermatozoides en el aparato reproductor femenino en el momento de la ovulación.

Con estimulación ovárica:

Sigue los mismos pasos que en el apartado anterior, solo que en este caso se administran medicamentos para ayudar a la ovulación (inducción de la ovulación) o para lograr una ovulación múltiple (estimulación ovárica) y de esta manera aumentar las posibilidades de éxito en el tratamiento.

¿Cómo obtener los mejores resultados?

Antes de iniciar este procedimiento es necesario saber la edad de la pareja y en qué estado de salud se encuentra, para lo que será necesaria una valoración mediante la realización de algunos estudios de laboratorio.

 

Los requisitos para ser candidato a la aplicación de este procedimiento son:

  • Mujeres con edad inferior a los 30 años.
  • Mediante ecografía descartar posibles malformaciones uterinas.
  • Mediante ecografía descartar posibles malformaciones uterinas.
  • No haber realizado anteriormente algún tratamiento de reproducción.
  • Semen normal.
  • Permeabilidad de las trompas de Falopio.