Inseminación Intrauterina

Asistiendo la fecundación en parejas con infertilidad.

Tratamientos de alta complejidad

FIV en México con altas tazas de embarazo.

Este procedimiento es utilizado para facilitar la fecundación en la pareja que no ha logrado embarazarse por otros medios. Con la ayuda de un catéter se introduce directamente el semen en el útero de la mujer justo en el momento en el que se está llevando a cabo la ovulación, este procedimiento incrementa el potencial del espermatozoide acortado su trayecto hacia el encuentro con el ovulo, elevando así las posibilidades de un embarazo.

¿Para quién está indicado este procedimiento?

Este procedimiento generalmente es la primera propuesta hecha a parejas que desean tratarse por problemas de esterilidad y que presentan alguna de las siguientes características:

  • Integridad de por lo menos una trompa de Falopio.
  • Alteraciones del cuello uterino.
  • Parejas donde la mujer tiene dificultad coital.
  • Endometriosis leve.
  • Esterilidad sin causa aparente.

Ventajas

Como ventaja principal de este procedimiento podemos señalar que es de todos los procedimientos de reproducción asistida, el menos invasivo, sencillo, de bajo costo y muy similar a una concepción natural, con la diferencia de que en este procedimiento se realiza una selección del espermatozoide y que, gracias al tratamiento hormonal de la mujer, se conoce el momento exacto de la ovulación, lo que supone una probabilidad alta de éxito

Resultados

Estos dependen básicamente de la edad de la mujer y la causa de la esterilidad, pero de manera general se necesita comprender que la taza de embarazo con inseminación artificial es acumulativa, esto quiere decir que si el primer intento es fallido, los siguientes intentos aumentan las posibilidades de éxito y así sucesivamente hasta un máximo de 4 a 6 ciclos llegando a alcanzar hasta un 50% de probabilidades.

Nuestro Proceso

El paso a paso de nuestro procedimiento

1. Estimulación Ovárica y monitoreo.

Para lograr mejores resultados e incrementar las posibilidades de éxito, la inseminación artificial va acompañada de un proceso de estimulación hormonal de la ovulación, la cuál nos ayuda a incrementar el número de óvulos efectuando controles ecográficos que nos permitirán conocer el número de ellos y programar el momento de la inseminación.

2. Aplicación de hCG.

En el momento que observamos que el óvulo alcanza determinado tamaño se aplica una hormona hCG que nos permitirá alcanzar la maduración final y así el óvulo salga del ovario y se dirija a las trompas de Falopio donde esperará la llegada de los espermatozoides, llegado este momento se programa de uno a dos días la realización del proceso de inseminación.

3. Recolección y preparación del semen.

Consiste en seleccionar los espermatozoides de mejor calidad. Para ello procesamos por medio de técnicas de preparación seminal la eliminación de aquellos que se encuentran muertos, inmóviles o lentos, garantizando así una inseminación de mayor calidad.

4. Inseminación.

Los espermatozoides calificados se introducirán por medio de una delgada cánula dentro de la cavidad uterina, este procedimiento se puede considerar ambulatorio, muy similar a una toma de Papanicolaou, el cual toma unos minutos y permite a la paciente retomar su vida normal de manera inmediata. En el transcurso de 14 días se realiza un examen de sangre para conocer el resultado y saber si se encuentra o no embarazada.